Dragontinos a lo largo de la saga

Siguiendo la dinámica de entradas anteriores, me gustaría presentar una nueva recopilación de elementos comunes a lo largo de la saga. Para ello, esta vez me centraré en una clase que podemos ver en casi todas las entregas de Final Fantasy: los dragontinos.

Los dragontinos, en inglés “Dragoon“, reciben diversos nombres en castellano dependiendo de la traducción. Así, podemos encontrarlos con nombres tales como draconianos o caballeros dragón.

La principal característica de esta clase es que suelen atacar usando lanzas. Además, son muy fuertes físicamente, lo que les permite llevar armaduras muy pesadas que habitualmente tienen forma de dragón.

Al pensar en un dragontino, lo primero que me viene a la cabeza es la habilidad que tan peculiares los hace: “Saltar“. El caballero dragontino salta majestuosamente por los aires, desapareciendo de la vista, para más tarde precipitarse sobre la desgraciada víctima, infligiéndole un poderoso ataque aéreo. El principal inconveniente de este ataque es que tarda más en realizarse, puesto que el personaje permanece en el aire durante cierto tiempo. Por otro lado, mientras el dragontino se encuentra en el aire no puede ser objeto de ataques.

En algunas entregas, pueden realizar una versión más poderosa de la habilidad “Saltar”, cuyo nombre es “Doble salto” o “Salto de altura”. Como dato curioso, mencionar que muchos draconianos de la saga suelen tener el apellido “Highwind“.

Haz clic en Seguir Leyendo para conocer el papel que han desarrollado los caballeros dragontinos a lo largo de la saga.

Apariciones de Dragontinos a lo largo de la saga.

Final Fantasy II

Ricard

En este juego, los Dragontinos no aparecen todavía como una clase. Sin embargo, podemos observar a un grupo de personas que portan lanzas y que van montadas en dragones llamados wyverns. La mayor parte de los dragontinos, fueron aniquilados debido a que el emperador de Palamecia, Mateus, envenenó el agua de la que se abastecían.  Sólo sobrevivió Ricard Highwind y su hijo adoptivo Kain.

Ricard Highwind se convierte así en el primer caballero dragontino de la saga. Aunque tal vez Ricard no es el más conocido de entre los dragontinos, es el que dio inicio a esta clase y a la tradición de perpetuar el apellido Highwind a lo largo de las distintas entregas.

Ricard

Ricard según la versión de Nes

Ricard

Sprite de Ricard

Final Fantasy III

En este juego, es la primera vez que aparecen los Dragontinos como una clase.

Al igual que ocurre con el resto de las clases, cualquiera de nuestros héroes puede ser un dragontino mediante la obtención del cristal del agua.

Los protagonistas, podrán utilizar, por primera vez, la habilidad “Saltar”, evadiendo los ataques mientras están en el aire y causando un gran daño al caer sobre el enemigo.

Los dragontinos son la única clase que puede equiparse lanzas en este juego, siendo la mayoría de ellas del elemento aire y ocasionando un gran daño contra las criaturas voladoras.

Los héroes con sus trajecitos de Dragontinos

Dragoon

Sprite de Dragon tino

Final Fantasy IV

En Final Fantasy IV aparece el que es para mi, el dragontino por excelencia: Kain Highwind.

Kain es un caballero dragontino del reino de Baron, donde lidera a un ejército de dicha clase. De hecho, Kain y Cecil (el principal protagonista de esta cuarta entrega), son amigos de la infancia debido a que ambos vivieron en Baron.

Curiosamente, el padre de Kain se llamaba Ricard Highwind. Este nombre coincide con el primer dragontino de la saga, tal y como indiqué en la sección dedicada a los dragontinos del Final Fantasy II. En realidad, no tiene nada que ver uno con otro, ya que Final Fantasy se basa siempre en mundos distintos. Sin embargo, no deja de resultar curioso que el hijo adoptivo de Ricard Highwind del Final Fantasy II también se llamase Kain.

Artwork de Kaín para Nintendo DS

En este juego, es de vital importancia la habilidad “Salto”, típica de los dragontinos. En ocasiones, resulta imprescindible saltar con Kain para poder acabar con algunos enemigos, como es el caso de Barbariccia (demonio elemental del aire). Cuando ésta se convierte en tornado, la única manera de hacer que vuelva a su forma original es saltando con Kain.

Final Fantasy V

En Final Fantasy V, podemos llegar a ser draconianos gracias al cristal de tierra.

Un dato curioso es que cuando elegimos la clase de draconiano para Bartz, el sprite es prácticamente igual que el de Kain Highwind de Final Fantasy IV.

Bartz

Bartz

Lenna

Lenna

Galuf

Galuf

Faris

Faris

Krile

Krile

Final Fantasy VI

En este juego las clases son muy confusas. Aunque no podemos encontrar dragontinos, pueden observarse algunas características típicas de ellos en dos personajes:  Edgard Roni Figaro y Mog.

Edgard Roni Figaro según distintas versiones

Aunque en un principio Edgard, el rey de Fígaro, es un experto en tecnología y maquinaria y Mog es un moogle cuya habilidad principal es bailar, no debemos olvidar que ambos pueden equiparse lanzas, arma por excelencia de los dragontinos. Otro hecho importante es que ambos pueden obtener la habilidad “Saltar” gracias a la reliquia  “Botas dragontinas”.

Mog según la versión de SNES

Edgard es el hermano gemelo de otro de los personajes que manejamos en el juego, Sabin. Llegó a ser el rey de Figaro jugándose el reino a cara o cruz con una moneda.

Mog es un moogle (también llamado moguri), raza que aparece en casi todas las entregas.

Final Fantasy VII

Aquí tampoco podemos encontrar al típico dragontino de la saga. En Final Fantasy VII, los personajes no tienen un trabajo predefinido ya que configuramos sus habilidades mediante el uso de “materias”.

A pesar de ello, me gustaría destacar algunos aspectos de Cid Highwind que recuerdan a los dragontinos. En primer lugar, fijémonos en el apellido “Highwind”, típico de muchos de los dragontinos de la saga.

Además, Cid puede equiparse lanzas y curiosamente, muchos de sus “límites” consisten en ataques con saltos o incluyen la palabra dragón en sus nombres:

  • Gran Salto (Nivel 1): Cid realiza un gran salto, hiriendo al enemigo usando su lanza y ocasionándole un gran daño.
  • Supersalto (Nivel 2): Cid se eleva en el aire mediante un gran salto, da una voltereta y cae sobre el enemigo, causándole además “Muerte”.
  • Dragon (Nivel 2): Cid invoca a un dragón que ataca y absorve PG y PM del enemigo.
  • Salto Dragón (Nivel 3): Cid realiza un gran salto y cae sobre su enemigo 6 veces.

A continuación puedes ver una muestra de su límite “Gran Salto”:

Final Fantasy VIII

En este juego, lo más parecido que encontramos a un dragontino es el personaje Ward Zabac (el cual siempre acompaña a Laguna y Kiros) , ya que usa un arpón como arma y es capaz de realizar ataques de salto mediante su límite Mataballenas (Massive Anchor en inglés).

En el siguiente vídeo podeis ver las similitudes entre dicho límite y la habilidad “Saltar” de los dragontinos:

Final Fantasy IX

En esta entrega volvemos a encontrar al fin al draconiano típico de los inicios de la saga. Así pues, es la clase de unos de los personajes que podemos elegir: Freija Crescent.

Freija es una dragontina que vivía en Burmecia hasta que decidió iniciar la búsqueda de su amado Flatley, un caballero dragontino legendario desaparecido cinco años atrás.

Freija puede equipar lanzas y realizar la habilidad fundamental de todo dragontino: “Salto”. Siendo sin duda, una dragontina en toda regla. A mi parecer, Final Fantasy IX, tras el periodo de innovaciones y cambios producidos en los anteriores Final Fantasy,  recupera las clases fundamentales de los comienzos de la saga.

Final Fantasy X

Aunque este juego es un poco diferente puesto que nuestros personajes pueden aprender diversas habilidades gracias al tablero de esferas, Kimari podría considerarse lo más parecido a un dragontino. ¿Por qué? Porque él puede equiparse lanzas y además tiene la habilidad de “Salto”.

Kimari es un personaje que pertenece a la tribu de los Ronso y que actúa como guardián de Yuna a lo largo del juego.

Final Fantasy XI

Los dragontinos son una clase avanzada en Final Fantasy XI, por lo que es necesario ser nivel 30 y hacer una quest para llegar a serlo.

En Final Fantasy XI, los dragontinos son capaces de invocar wyverns (dragones que ya aparecían en Final Fantasy II tal y como mencioné más arriba). Los wyvern pueden ayudar al dragontino de diversas maneras, como por ejemplo atacando o recibiendo daño, lo cual será de gran ayuda en nuestras aventuras.

En este entrega, los dragontinos vuelven a ser especialistas en el uso de las lanzas y ataques aéreos.

En este juego, es muy importante la subclase que elijamos para el caballero dragontino, porque de ello dependerá el que mejoren más rápido unos atributos u otros.

Humano dragontino en Final Fantasy XI

Un saludo,
tifita

Nota Importante: He detectado que las entradas de mi blog están siendo vilmente copiadas en decenas de páginas web y foros. En la mayoría de las ocasiones, ni siquiera se molestan en poner un enlace a la fuente original. Si te gusta esta entrada, pon un enlace desde tu página, pero por favor, no hagas un copiar y pegar. Me cuesta mucho hacer entradas extensas como ésta. Si me copias, pierdo visitas y por tanto, motivación para seguir haciendo el blog de Final’s World. Gracias por tu comprensión.